¿Cómo fabricar ventanas que aíslen?

2019-05-28T10:08:45+00:00 20 junio, 2018|Calidad|

Ante el reto de fabricar ventanas de calidad que aíslen y ofrezcan el máximo confort para el hogar de nuestro cliente, es el momento de revisar el modelo productivo que estamos siguiendo y ver qué factores influyen en el proceso de fabricación para mejorar el aislamiento de nuestras ventanas.

Estos son algunos consejos que os damos para fabricar ventanas que aíslen:

Tipo de apertura practicable

En cuanto al tipo de apertura de las ventanas, existen múltiples opciones en función de nuestras necesidades y del uso que daremos a cada estancia. Si queremos primar el aislamiento, la mejor opción son los sistemas de apertura practicables, cuya ventaja es su cierre completamente hermético.

https://blog.veka.es/2018/06/14/ventanas-de-pvc-con-perfiles-veka-aislamiento-y-calidad/

Ventana practicable con doble junta perimetral para mejorar el aislamiento

Doble o triple vidrio

En el aislamiento juega también un papel fundamental la elección del vidrio, no sólo porque permite la entrada de luz al interior de la vivienda sino porque además hemos de elegir aquel que por sus prestaciones minimice al máximo las pérdidas energéticas y absorba las vibraciones para limitar la contaminación acústica.

Los dobles acristalamientos con cámaras de aire son los vidrios aislantes térmicos más comunes y los que cumplen con la normativa del Código Técnico de Edificación. La cámara recomendada suele ser la de 16mm en composición 4/16/4. El espesor óptimo de la cámara de aire es de 16 mm, ya que espesores superiores podrían generar corrientes internas que mermarían estas prestaciones térmicas.

Si queremos ofrecer aún mayor aislamiento, el triple vidrio es lo recomendado en composición 4/16/4/16/4 y para mayor efectividad en estos casos, siempre debe recurrirse a vidrios con tratamiento térmico reforzado.

Ventajas de triple vidrio para mejorar el aislamiento térmico y acústico en la fabricación de ventanas

Ventajas de triple vidrio para mejorar el aislamiento térmico y acústico en la fabricación de ventanas

Perfiles de PVC: el mejor aislamiento

El aluminio es muy buen conductor del frío y del calor, por lo que los fabricantes de ventanas de aluminio deben agregar una rotura del puente térmico para contrarrestar este efecto. El PVC (Policloruro de vinilo), sin embargo, es un aislante natural que no transmite el frío ni el calor, creando una barrera natural que protege a la vivienda, reduciendo el consumo de energía y protegiéndola del ruido.

Usar un material eficiente determina la capacidad aislante térmica y acústica y esa es una de las ventajas de las ventanas de PVC.

Usar un material eficiente determina la capacidad aislante térmica y acústica y esa es una de las ventajas de las ventanas de PVC

Para atenuar la contaminación acústica es importante elegir un perfil con baja permeabilidad al aire, como la que ofrece los sistemas de PVC incluso en zonas con alta contaminación por ruido, y un sistema de perfil con estabilidad dimensional y hermeticidad gracias a su elaboración mediante bastidores soldados para lograr así viviendas confortables durante toda la vida útil de la carpintería.

 

 

Para lograr el aislamiento térmico, se recomienda el uso de perfiles de PVC para ventanas los cuales incorporan cámaras en su diseño que dividen el espacio interior de los perfiles, para evitar entrar en contacto con el frío o el calor del exterior. Las ventanas de aluminio también tienen cámaras interiores, pero debido a la alta conductibilidad térmica de este material, estas cámaras ganan o pierden temperatura más rápidamente y por lo tanto aíslan mucho menos que las ventanas con un sistema de perfiles de PVC.

La técnica de aislamiento multicámara y un sistema de juntas efectivo reduce la demanda energética de los hogares

La técnica de aislamiento multicámara y un sistema de juntas efectivo reduce la demanda energética de los hogares

Poner cuidado en el tipo de fabricación

Es importante prestar atención a la forma en la que se unen los perfiles en las esquinas de la ventana.

Las ventanas de aluminio usan uniones mecánicas para formar las esquinas, utilizando tornillos y escuadras de presión para unirlas lo cual provoca corrosión galvánica, incluso usando tornillos de acero inoxidable. Esto hace que, con el paso del tiempo, la esquina de la ventana se debilite seriamente. Por el contrario, una de las ventajas de las ventanas de PVC es la de tener esquinas soldadas haciéndolas totalmente impermeables a la filtración de agua y aire.

En VEKA apostamos por la calidad apoyando a nuestros clientes en todo el proceso de fabricación de sus ventanas. Desde el Departamento de soporte técnico realizamos auditorías a nuestros clientes para solucionar cualquier problema o necesidad de su día a día, les asesoramos sobre implantación de nueva maquinaria y realizamos formación en fabricación de ventanas con Sistemas de perfiles VEKA, ajustando el proceso para optimizar la producción y alcanzar la calidad requerida en el producto.

Contacta con VEKA Ibérica si deseas más información sobre fabricación de ventanas que aíslen con perfiles de PVC VEKA.